A los pies de la sierra de Cantabria...

San Vicente de la Sonsierra

Los lagares rupestres de la Sonsierra, zona productora de vino, son bases de prensas para pisar la uva que han sido talladas en la roca caliza para facilitar las tareas de vendimia. En esta comarca hay muchos situados en términos agrícolas de la zona y  en algunas necrópolis medievales. Por su escasa capacidad sólo debían cubrir las necesidades familiares de los propietarios en una economía de subsistencia.

Se trata generalmente de lagares totalmente excavados en la roca, formados por un gran recinto circular en desnivel, lugar donde se deposita la uva, y un depósito adosado de mayor profundidad “el torco”, comunicado con el anterior por un canalillo en el que se recogía el jugo. Aunque son de difícil datación, los últimos descubrimientos han localizado uno anterior al siglo XII y en otros casos parecen posteriores al siglo XIV.

El conjunto de Hornillo podemos considerarlo una antigua bodega de elaboración de vinos blancos y rosados. En este entorno encontramos en una gran lastra cuatro lagares en muy buen estado y un trujal (formado por prensa con pileta y torco rectangular unidos por un canal) además de un chozo o guardaviñas de planta cuadrada en el extremo sur de la parcela.

En la  parte plana (base de la prensa)  se depositaba la uva sobre un receptáculo de cesta o de madera y sobre él se prensaba para conseguir el mosto, que era recogido en el torco y posteriormente transportado en los pellejos hasta las bodegas de San Vicente por los "mosteros"

 

Localización:

 

Síguenos en Facebook

SFbBox by debt consolidation

© 2020 San Vicente de la Sonsierra. Todos los derechos reservados.