A los pies de la sierra de Cantabria...

San Vicente de la Sonsierra

Restauración de la Torre Mayor y del Tramo Sur de la Muralla del Recinto Fortificado

  • FECHA REDACCIÓN: Diciembre 2006
  • REDACTOR: Fundación Labein Tecnalia
  • COSTE DE LAS OBRAS: 1.006.613,45 €
  • SUBVENCIÓN: 1.006.613,45 €
  • PROMOTOR: Ayuntamiento de San Vicente de la Sonsierra.
  • FINANCIACIÓN: Gobierno de España (Ministerio de Fomento 1% Cultural), Gobierno de La Rioja, Ayuntamiento de San Vicente de la Sonsierra.
  • FECHA ADJUDICACIÓN DE LA OBRA:Abril 2008.
  • FECHA FINALIZACIÓN DE LA OBRA: Marzo 2010.
  • PROYECTO MODIFICADO Y DIRECCIÓN DE OBRA: Jesús Ramos Martínez, arquitecto.
  • DIRECCIÓN DE EJECUCIÓN DE OBRA: Fernando Martínez Romero, arquitecto técnico.
  • ARQUEOLOGÍA: Pedro Álvarez Clavijo.
  • EMPRESA CONSTRUCTORA: SOPSA, S.A.

 

Intervención en el tramo sur de la muralla inferior

La muralla inferior se encontraba en un pésimo estado de conservación, habiendo perdido su coronación en todo su desarrollo, e incluso habiéndose perdido su traza en algunos tramos. Parte de esos tramos amenazaban con desplomarse.

Las obras comenzaron por el tramo sur de la muralla, procediendo a la excavación del intradós de la misma.

El proyecto aprobado contemplaba, en el caso concreto de la Muralla, eliminar los rellenos acumulados en ese intradós, hasta una altura aproximada de 3,50 metros, procediendo a la restauración del paramento interior de la muralla.

Iniciadas las excavaciones, con la supervisión del arqueólogo D. Pedro Álvarez Clavijo, y alcanzada la citada cota, se observó como, tanto la capa de rellenos como el intradós citado continuaban hacia cotas más profundas, por lo que se decidió por la dirección facultativa y el citado arqueólogo proseguir hasta alcanzar el nivel geológico inicial del terreno, y la base del interior de la muralla. Éstos se encontraron a niveles variables, alcanzándose el más profundo en el tramo oeste, y situándose aproximadamente a 7 metros de profundidad respecto de la cota inicial de excavación.

Afortunadamente el sustrato geológico que constituye la ladera es de roca arenisca, que aparece escalonada, lo que ha permitido una excavación exenta de riesgos, en tanto que la actuación se planteó en la parte inferior de esa ladera, manteniéndose los rellenos de la misma en la parte superior

En la excavación aparecieron otros muros, perpendiculares y paralelos a la muralla, construidos con posterioridad a ésta, que se apoyan en general en el sustrato rocoso. Igualmente aparecieron dos calados en ese sustrato rocoso, uno de ellos de notables dimensiones. Todo ello son vestigios de la ocupación que se hizo de la albacara por parte de la población de San Vicente.

Es decir en esta primera intervención se observó como la muralla se había construido exenta en todo su desarrollo, y como los rellenos provenientes de ocupaciones posteriores la habían hecho llegar hasta nuestros días como muro de contención.

El aparejo de la muralla es de muy alta calidad, con tizones en la hoja exterior de más de 70 cms.

Intervención en la Torre Mayor conocida también como Torre del Homenaje

La intervención en la Torre Mayor era urgente dadas las patologías que presentaba, originadas por las sobre excavaciones realizadas en su lateral Este (afortunadamente consolidadas en las intervenciones de la década de 1980) y a la apertura indiscriminadas de huecos que había sufrido en los últimos siglos.

Restauración de la Torre del Homenaje y del Tramo Sur de la Muralla Inferior (2008 / 2010)
Restauración Torre del Homenaje y Tramo Sur de la Muralla Inferior (2008 / 2010)
Restauración Torre del Homenaje y Tramo Sur de la Muralla Inferior (2008 / 2010)
Restauración de la Torre del Homenaje y Tramo Sur de la Muralla Inferior (2008 / 2010)

Lo que ha llegado hasta nosotros de la obra medieval es de muy alta calidad constructiva, con muros de sillería bien aparejados. Los forjados interiores de madera habían desaparecido en su totalidad.

Tras haber perdido su coronamiento, se había construido en el siglo XIX una cubierta, también desaparecida, apoyada en unos muros de escasa calidad constructiva. Parece que se construyó durante las obras de refortificación de las guerras carlistas.

En los muros de la torre se había horadado una serie de huecos, de forma indiscriminada, huecos que el proyecto original proponía mantener.

Finalmente se optó por conservar y restaurar exclusivamente los huecos originales, es decir el acceso, situado a un nivel intermedio de la torre, y las aspilleras, que se han preservado hasta nuestros días, eliminando los añadidos y cegamientos parciales que han sufrido, siempre que sea evidente que no responden a su configuración inicial.

Restauración Torre del Homenaje y Tramo Sur de la Muralla Inferior (2008 / 2010)

Sin embargo también se ha manteniendo el hueco por el que se accedía en la actualidad a ras de suelo, hueco que por no ser de factura original se ha tratado con una estructura metálica, que resuelve estructuralmente el mismo, creando un sólido elemento de dintel que transmite las cargas a la cimentación de la torre, y asegura la estabilidad de los elementos constituyentes del alma del muro. Además soluciona el problema de un uso indebido del espacio interior de la torre, al permitir el cierre de la misma. Todo ello evidenciando que se trata de una intervención ex-novo, tanto por sus materiales como por su configuración formal.

El resto de huecos claramente abiertos en épocas posteriores a la construcción de la torre, han sigo cegados. Estos huecos habían sido abiertos sin resolver correctamente, no introduciendo elementos de dintel, o introduciéndolos de forma absolutamente precaria, lo que ha conllevado su desaparición. Dejaban en general el alma del muro a la vista. Estos huecos además distorsionaban totalmente la configuración inicial de la torre, de gran masividad y rotundidad arquitectónicas, propia de las torres de homenaje medievales, concebidas única y exclusivamente para la defensa del último reducto del recinto. Por ende suponían un fuerte debilitamiento estructural de la misma, tanto es así que las fisuras que recorrían en vertical los paramentos norte y sur de la torre pasan por ellos. No tienen ningún valor histórico ni artístico, en tanto que no responden a un momento histórico concreto ni disponen de ningún elemento que los diferencie de meros boquetes utilitarios. Así pues ante la carencia de valores de todo tipo, su deleznable calidad constructiva, y sobre todo el daño a la concepción arquitectónica de la torre y a su funcionamiento estructural, y por tanto a su pervivencia en el tiempo, se propuso su eliminación, procediendo a su cierre por medio de una fábrica de mampostería, que finalmente se dejó vista. Esta fábrica está ligeramente rehundida respecto de la de sillería original.

Restauración Torre del Homenaje y Tramo Sur de la Muralla Inferior (2008 / 2010)

Síguenos en Facebook

SFbBox by debt consolidation

© 2017 San Vicente de la Sonsierra. Todos los derechos reservados.