A los pies de la sierra de Cantabria...

San Vicente de la Sonsierra

Es el primero del conjunto dolménico que se sitúa entre la cadena montañosa que conforman las cordilleras de Sierra Cantabria y Toloño, al norte y el río Ebro al sur. Este conjunto de dólmenes se caracterizan por ser muy similares entre sí tanto en su ejecución constructiva como por su orientación. Son del tipo denominado dolmen de corredor. Situados todos ellos entre 580 y 680 metros de altitud, son considerados como los más antiguos, suponiendo ser el origen de la cultura dolménica del país.

El dolmen de la Cascaja está situado  a 600 metros de altitud entre dos fincas en el término de la Cascaja, junto al arroyo de los Alces y a 500 metros de la aldea de Peciña.

Fue descubierto por Domingo Fernández de Medrano el 5 de agosto de 1954, siendo excavado por él mismo en compañía de Basilio Osaba. Durante su excavación se recogieron restos de más de 31 sujetos, restos óseos de animales, y abundante material entre el que cabe destacar unas láminas de pedernal, fragmentos de cerámica pertenecientes a dos vasijas y una punta de flecha de bronce en forma de hoja, de poco espesor. Se restauró en el momento de su excavación.

Se puede acceder a su interior, con extrema dificultad, por un angosto “corredor” que desemboca en una galería más amplia.

Consta de una cámara poligonal con losas de arenisca (como la roca del subsuelo) de la que parte un corredor (de unos dos metros de longitud) en dirección SE hasta el borde del túmulo, que se halla dividido en dos compartimentos.

Localización:

  • Acceso por camino rural no asfaltado desde la LR 424 (Carretera a Peciña). Se recomienda estacionar el vehículo en el aparcamiento ubicado junto a la Basílica de Santa María de la Piscina y acceder caminando a la ubicación del Dolmen
  • Localización GPS:  42°34'57.8"N 2°43'35.0"W // 42.582733, -2.726387
  • Enlace a google maps 

Síguenos en Facebook

SFbBox by debt consolidation

© 2018 San Vicente de la Sonsierra. Todos los derechos reservados.